Recientes

Tornillo lavador de material grueso (parte 2 de 2)

Estamos en la segunda parte de nuestro duelo con el tornillo lavador de material grueso. Quedamos en que ya está perfectamente construido y funcionando nítido. Aquí viene la experiencia con el gusano #2.

Todo parece estar perfecto…el tubo derechito, las aspas perfectamente soldadas y con sus forros, chumaceras nuevecitas, tu motor con su reductor, ¡hasta lo pintaste! Y arrancas a trabajar pero no pasa mucho tiempo y ya comenzaron los problemas.

Lo primero que sucede es que rompe la correa del motor. Automáticamente sabes que se forzó o hay un tranque pero nuestro lado optimista nos indica que la correa era de mala calidad y por eso se rompió. La cambias por una mejor y disfrutas de algunos momentos de paz pero la correa ahora se sale. Piensas bueno… tal vez le falta tensión pero por más que hagas sigue sucediendo lo mismo. Decides cambiar las poleas para ponerle una correa más. Ahora tienes una polea de 2 canales. ¡Resolviste el problema! Ya las correas ni se salen ni se rompen.

 

correa-reductor
Fuente externa

Al cabo de algunos días la protección térmica del motor comienza a dispararse y dices que es el operador que está entrando demasiado material al pobre gusano y lo va a reventar. Ya aquí entramos en la batalla eterna entre mantenimiento y producción. Al cabo de unos días comienzas a cuestionarte porque obviamente no todo el material tiene la misma granulometría pero el problema sí es constante. Revisas todo lo que hiciste y no encuentras el fallo. Entonces, ya en este punto sin retorno comienzas a leer y a buscar información, algo que probablemente debiste hacer desde el principio.

Entonces…qué salió mal aquí. ¡Simple! Nuestro ingenio a veces nos juega en contra. Cuando se construyó este tornillo se disminuyó la velocidad en un 15%. Esto se hizo para poder quitarle más arcilla al material prolongando el tiempo de lavado. Esto provocaba que se acumulara más material entre las aspas ya que la velocidad de alimentación es una constante. Luego de que corregimos el factor velocidad al poner la polea correcta…Nuestro gusano está trabajando sin problemas.

Dejar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre Apellido

picLorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Mauris ac venenatis enim. Sed euismod porta ipsum vitae iaculis. Integer sed ante quam. Nullam placerat purus eget erat sodales vulputate eget sed elit. Phasellus vel eros porta, pulvinar augue sit amet, porttitor erat. Morbi vitae bibendum orci, sed facilisis tellus. Nam id dapibus nulla. Mauris at rutrum erat. Donec nec magna ac arcu ultrices consequat. Nam massa orci, imperdiet vitae malesuada nec, pellentesque a metus. In varius eu nunc nec congue. Etiam rhoncus eget lorem non bibendum. Proin volutpat tellus a enim rutrum rutrum.